Según el Informe Anual del Sistema Nacional de Salud del año 2016 el 7% de la población adulta en España sufre ansiedad crónica. No es extraño, por tanto, que cada día suba el consumo de ansiolíticos e hipnóticos en nuestro país: medicamentos para tratar la ansiedad y el insomnio. Pero, ¿qué podemos hacer para tratarlo de forma natural?

En la última década, la ingesta de ansiolíticos se ha elevado un 57,4%, según la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Y las mujeres consumimos el doble de ansiolíticos que los hombres. Pero ¡ojo! porque “éstos presentan efectos secundarios y, en períodos largos, pueden llegar a generar dependencia. No en vano, su consumo debe ser prescrito y supervisado por un médico”, advierte Luz García Toro, farmacéutica de Lab. Arkopharma.
La pregunta es ¿hay alguna otra forma, sin efectos secundarios, de luchar contra el estrés? Sí, la hay. La realidad es que cada vez es más frecuente que las personas con ansiedad e insomnio prefieran un tratamiento natural antes que un medicamento de síntesis. De hecho, en Instagram ya hay 919 post vinculados al hashtag #pásatealonatural.
¿Qué puede hacer la fisioterapia por ti?
En los últimos años, la fisioterapia se ha convertido en países de Europa (como el Reino Unido), EE UU, Canadá y Australia, en una nueva vía para paliar la ansiedad y el estrés. Te preguntarás ¿qué pueden hacer las manos de un fisioterapeuta por mi ansiedad?
Para empezar, existe una especialidad en fisioterapia denominada Fisioterapia en Salud Mental (FSM) que se dedica, precisamente, a mejorar trastornos mentales y psicosomáticos, además de trastornos músculo-esqueléticos de larga duración y dolor crónico. Y es que, es frecuente que en los trastornos mentales aparezcan síntomas físicos o corporales, lo que demuestra la estrecha relación entre cuerpo y psiquis.
“Por ejemplo, en un trastorno depresivo suele aparecer hipotonía, un patrón de flexión generalizado con rotación interna de hombros y fatiga crónica. Y en estados de ansiedad aparece tensión muscular, temblores, hormigueo, respiración superficial, y aumento de la frecuencia respiratoria”, explica Manuel Rozalén, fisioterapeuta de FisioServ. Lo que demuestra que terminamos somatizándolo todo; el trastorno mental afecta directamente al estado físico y viceversa.
UNA TERAPIA FÍSICA COMO LA FISIOTERAPIA AYUDA DIRECTAMENTE AL ESTADO MENTAL
En cuanto al tipo de intervención fisioterapéutica, ésta puede ser muy variada, ya que se adapta a la sintomatología de cada paciente. Sin embargo, los abordajes más frecuentemente utilizados en este campo son: los masajes sensitivos, la osteopatía, el tratamiento cráneo-facial, las técnicas respiratorias y el método Neas.
Masajes
“Se trata de estiramientos y pases sensoriales que se realizan por todo el cuerpo sin utilizar una presión muy profunda”, describe el fisioterapeuta de FisioServ. Son necesarias unas 5 sesiones de media.
Osteopatía
“Se realiza una manipulación de las articulaciones de la columna. Es muy efectiva cuando existe un bloque en el cuello. Y sus efectos son más rápidos que con la fisio convencional”, según el experto.
Se recomiendan de 1 a 3 sesiones.
Tratamiento cráneo-facial
“Consiste en realizar estiramientos y masajes de los músculos de la cara que son los que siempre están más tensos, así como de la fascia que rodea al cráneo. Es súper relajante”, según el fisioterapeuta. De media se prescriben 5 sesiones.
Fisio respiratoria
“El estrés suele ir ligado a hipertensión e hiperventilación. Si conseguimos relajar la respiración controlaremos éste. A menudo respiramos con la parte alta del pecho y debemos hacerlo con el diafragma”, cuenta Rozalén.
Método Neas
“Se trata de unas corrientes de electroterapia que llegan al paciente a través de unos guantes y unos calcetines. Las sesiones duran hora y media y consiguen controlar la frecuencia cardíaca, la respiración, la sudoración y reequilibrar el organismo”, describe el experto. Son necesarias 10 sesiones.
Retiros Wellness
¿Qué te parece armonizar tu energía y lograr un equilibrio cuerpo y mente con una escapada al paraíso durante una semanita? Irresistible, ¿verdad? Pues si tu bolsillo y tu tiempo te lo permiten, pruébalo.
Tranquilizantes naturales
Un reciente estudio, realizado por médicos españoles de atención primaria, revela que un preparado farmacéutico de Rhodiola, Eleuterococo, Magnesio y Vitamina B6, es eficaz para el tratamiento del estrés leve y moderado o en su fase temprana. Y es que, los comprimidos naturales, a base de extractos de plantas adaptógenas (aquellas incrementan la resistencia del cuerpo ante el estrés físico y mental), magnesio y vitaminas del grupo B, ayudan a conciliar el sueño, controlar la irritabilidad, los dolores de cabeza y los musculares.
Fuente: elle.com