KINESIOTAPE

KINESIOTAPE 2017-11-03T18:45:50+00:00

Seguro que alguna vez te has preguntado qué son esas tiras de colores que llevan cada vez más deportistas de élite incluso cuando no están lesionados. Y si ya sabes que se trata de kinesiotape, seguro que te estarás preguntando si de verdad funciona.

¿Qué es el kinesiotape? 

El kinesiotape, también conocido como kinesiotaping o vendaje neuromuscular, es un esparadrapo elástico constituido por una estructura trenzada de hilos de algodón, que incorpora una capa de pegamento (cyanoacrilato de uso médico, inofensivo para la piel) que le confiere adhesividad permitiendo que la piel transpire. 

Las bases del vendaje neuromuscular fueron sentadas en los años setenta en Corea y Japón, de la mano del Dr. Kenzo Kase y del Dr. Murai, quienes  tomando la piel como modelo y basándose en la importancia de mantener el movimiento normal, desarrollaron un vendaje elástico que ayudaba a la función muscular sin limitar los movimientos, manteniendo una adecuada circulación sanguínea y linfática, así como la llegada de información propioceptiva de la estructura lesionada, factores que favorecen el proceso de recuperación normal de la estructura lesionada. No fue hasta el año 2000 cuando el vendaje neuromuscular llegó a España y se empezó a aplicar frecuentemente hace pocos años.

¿Cómo funciona?

El vendaje neuromusuclar se suele colocar sobre la musculatura partiendo de una posición de estiramiento, es decir, si por ejemplo queremos ponérnoslo en el cuadriceps, flexionaremos la rodilla y colocaremos el vendaje sin elongarlo. Debido a las características elásticas del vendaje, cuando el músculo vuelve a su posición natural, la piel se eleva ligeramente formando unos pliegues cutáneos que aumentan el espacio celular subcutáneo, dónde están los capilares, aumentando de este modo la irrigación sanguínea en la zona dónde aplicamos el vendaje neuromuscular.

Beneficios del kinesiotape

1. Mejora de la circulación: Las ondas que aumentan el espacio subcutáneo dónde están los capilares haciendo más eficiente su función.

2. Analgesia local: Debida a la disminución de la presión de los receptores sensoriales que se encuentran en los espacios subcutáneos.

3. Mejora de la acción muscular: Al estar los receptores más aliviados mejorará la respuesta neuro-mecánica, los receptores comunicarán mejor con la musculatura que realiza la acción mecánica. También favorece el movimiento, pues evita las adherencias entre las fascias musculares.

4. Mejora la recuperación de lesiones: Acelera la acción de drenaje local, por lo que tiene un efecto antiinflamatorio.

Ventajas del kinesiotape

1. Es muy rápido de poner y muy fácil de quitar, pues se cae solo a los 3 ó 4 días, indicativo de que ha perdido sus propiedades.

2. Permite realizar todo tipo de gestos deportivos sin ningún tipo de limitación del rango de movimiento ni molestia.

3. Es resistente al agua, podemos ducharnos y nadar con ellos puestos.

4. Una vez lo tenemos colocado, nos durará varios días.

5. El kinesiotape no está reñido con la estética y su variedad de colores permite al deportista usar el más estético posible.

¿Cómo se pone?

Con independencia de su color, lo que realmente determina la función del kinesiotape es su colocación y la disposición de las tiras.  Poner un vendaje neuromuscular no es tarea sencilla, requiere de una formación específica. Hay técnicas diferentes en función del objetivo que queramos tratar: muscular, de ligamento/tendón, de aumento de espacio, de corrección fascial, de corrección articular (mecánica, postural y funcional), linfática, para hematomas, para cicatrices y fibrosis, segmental o metamérica y neurodinámica

No sólo hay diferente técnicas, sino que en función del resultado que queramos obtener deberíamos cortar el vendaje neuromuscular de uno u otro modo. Los tipos de corte más comunes son los siguientes:

  • Tiras en “I
  • Tiras en “Y
  • Tiras en “X
  • Tiras en abanico
  • Tiras en malla
  • Tiras en “donuts

A tener en cuenta:

Su aplicación no es tan fácil como parece y debemos tener en cuenta algunos aspectos generales:

1. Debemos medir bien la longitud de la venda y no quedarnos cortos en el momento de la aplicación, es preferible pasarse de largo.

2. Debemos asegurarnos que la piel está depilada, limpia y seca antes de aplicar el vendaje ya que de lo contrario perderemos adherencia.

3. Es importante asegurarse que los extremos del vendaje estén redondeadospara evitar que se despeguen por las esquinas.

4. Los extremos deben ser pegados sin presión y sin ser estirados.

5. Como hemos mencionado con anterioridad debemos aplicar el vendaje con el músculo local en estiramiento como pauta general.

6. Debemos frotar el vendaje para activar el adhesivo una vez colocado.

7. Una vez colocado debemos esperar de 20 a 30 minutos sin moverlo en exceso y sin mojarlo para mayor adherencia.

8. Normalmente se suele caer solo a los 5 o 6 días, pero si queremos retirarlo antes es importante hacerlo de forma progresiva y a favor del vello, de lo contrario podría producir pequeñas roturas de capilares.

Ir a tratamientos
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Content is protected !!