FISIOTERAPIA PARA EMBARAZADAS

FISIOTERAPIA PARA EMBARAZADAS2017-11-03T18:11:07+00:00

En este texto se expone el tratamiento fisioterapéutico más común que suele aplicarse a las mujeres en período de gestación. Este tratamiento está encaminado a mejorar las condiciones físicas y emocionales de la mujer para encarar con mas facilidad este proceso.

Cambios y dolencias más comunes que se sufren durante el embarazo

Además, debemos incluir diferentes medidas que, desde la fisioterapia, se pueden ofrecer para aliviar y superar las dolencias y que aparecen como consecuencia de las cambios anatómicos y funcionales, y que repercuten en el Sistema Músculo-Esquelético.

Entre los cambios músculo- esquelético destacan:
Lumbalgia o Lumbociática por el aumento de la lordosis lumbar.
Cuadros de Pubalgia (dolor en la zona del pubis), ya que la sínfisis del pubis tiende a separarse debido al aumento de la hormona relaxina, que favorece la relajación del tejido conectivo para dar laxitud a la hora del parto.
Pie Plano transitorio: Aplanamiento de la bóveda plantar por el aumento del peso.
Compresión de la vena cava inferior: El Embarazo es una de las causas de insuficiencia venosa profunda (varices), además de la posibilidad de aparición flevoedemas (edemas dinámicos).
Cuadros de neuralgias en los miembros inferiores por compresión del nervio crural o del nervio femorocutáneo, por lo que pueden aparecer parestesias (sensaciones extrañas; hormigueos, acorchamiento…) en las caras anterior, medial y posterior del muslo.

Aspectos a tener en cuenta en el tratamiento prenatal de fisioterapia

El tratamiento fisioterapéutico será el correspondiente a la patología, pero tenemos que tener en cuenta mientras lo realizamos distintas medidas para evitar los posibles riesgos en el Embarazo:
No someter a radiación electromagnética.
No colocar corrientes en la zona adyacente al abdomen.
Evitar la posición de decúbito prono (boca abajo).<
Evitar el  decúbito supino(boca arriba) mantenido durante mucho tiempo.
Evitar posturas que pongan en tensión la musculatura aproximadora y del suelo pélvico.

El tratamiento prenatal

El tratamiento prenatal se recomienda que se realice a toda mujer Embarazada, porque va a mejorar su situación de cara al parto y también, va a acelerar su recuperación después del parto. Es recomendable realizarlo en el último trimestre del embarazo, pero lo ideal es que empiece desde el 3º mes de gestación.

El entrenamiento prenatal se empieza por unas sesiones o charlas educativas impartidas por la matrona, enfermera, médico…, donde se explican los cambios que se van a ir produciendo, el desarrollo del feto, nutrición, parto… Muchas veces se incluyen clases en las que se enseñan temas relacionados con el cuidado y lactancia del bebé y también, se establecen sesiones teórico-prácticas que son las que especialmente va a desarrollar el Fisioterapeuta.

Una sesión engloba:

Técnicas de relajación
Relajación postural combinada con la respiración, cuyo objetivo es que el parto sea más llevadero, sobre todo si no va a optar por la epidural.
Ejercicios respiratorios y expansiones basales
Se trabajará en diferentes posiciones.
Ejercicios suaves de tonificación abdominal
Basculaciones posteriores de la pelvis y contracción por irradiación que deben de suprimirse a partir del 6º mes.
Ejercicios de tonificación del cuadrado lumbar
Mediante basculaciones laterales de la pelvis en supino, en bipedestación…. Su buen tono mantiene la buena posicióndel feto, hace que la proyección del feto sea hacia delante y no hacia los lados.
Ejercicios de tonificación de la bóveda plantar
Se busca aumentar el arco plantar evitando el pie plano.
Ejercicios de tonificación del suelo pélvico
Si hay incontinencia previa al embarazo, se aconseja que haga un tratamiento específico. Mediante estos ejercicios se recupera mejor del traumatismo obstétrico que supone el parto y será capaz de controlar su relajación o contracción durante el parto.
Trabajo del retorno circulatorio
Se enseñan ejercicios para mejorar el retorno venoso. Movilizaciones de los miembros inferiores en declive de distal a proximal. Por ello, los consejos que se van a dar son: no estar de pie mucho tiempo, caminar todos los días, no utilizar prendas que compriman… Son las mismas pautas que en el caso de edemas de miembros inferiores.
En caso de edema
se realizará el tratamiento específico del flevoedema.
Programa de entrenamiento aeróbico
Es muy beneficioso porque tiene buenos efectos a nivel físico (mejora el rendimiento muscular, mejora el sistema cardiorrespiratorio…), además de estimular una serie de hormonas que intervienen en el desarrollo del feto y de la placenta. Este entrenamiento se puede realizar durante todo el embarazo, pero debemos tener en cuenta que no se debe trabajar por encima del 60% de la capacidad máxima, ya que se va a producir hipoxia fetal.

Ir a tratamientos
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Content is protected !!